i

Redes contra el granizo

El granizo es una de las lacras para la vid. Un episodio importante puede, en cuestión de segundos, acabar de golpe con un año entero de trabajo meticuloso para el viticultor. En consecuencia, para paliar este riesgo, que cada vez es mayor, se están incorporando las redes al arsenal de medidas preventivas.

 

Lluvia de granizo en el Château Paloumey

En el Haut-Médoc, el 15 de julio se anunciaba difícil, pero la magnitud del fenómeno sorprendió a Pascal Lamarque, el director técnico del Château. En sus propias palabras, con las hojas y los racimos hechos pedazos, ese día entre un 60 y un 80 % de las 24 ha del viñedo se vieron afectadas. Pascal no había visto nada igual en los 24 años que lleva trabajando en el lugar.

El episodio de granizo anterior (el 26 de mayo) no les había afectado, pero había pasado a solo 300 m. Sin embargo, cuanto más tardíos son los daños (más cercanos a la vendimia), más consecuencias implican en la calidad y la cantidad de uvas cosechadas. A pesar de ello, quizás las pocas semanas que quedan basten para que los viñedos de Paloumey se recuperen. Afortunadamente, las plantas que ya tienen entre 25 y 30 años no son objeto de una vendimia en verde (una práctica que consiste en retirar algunos racimos de uvas jóvenes para que la planta concentre su energía en las demás). Por tanto, cabe esperar que la vid desarrolle un poco más los racimos que sobrevivieron. ¡Pero la sequía que se deja notar sin duda no es de ayuda!

En el Château Paloumey, la vendimia está asegurada contra el granizo (pero no contra las heladas). Una elección costosa, pero que probablemente se revele una decisión inteligente en 2018.

 

Las redes se vuelven una realidad

Utilizadas desde hace mucho tiempo para las producciones de frutas, en la actualidad las redes de protección estaban prohibidas para los vinos franceses de calidad (las denominaciones). ¿No modifican demasiado la insolación de los racimos? ¿Permiten que el aire circule suficientemente (algo que suele ser necesario para el estado sanitario de las uvas)? ¿Son aceptables visualmente en los viñedos donde el enoturismo está en pleno auge? En resumen, ¿no implican una modificación de los terroirs? La respuesta de la INAO en junio ha sido que no, basándose en tres años de pruebas realizadas fundamentalmente en Borgoña (Chablisien). La región que ha sufrido enormemente a causa del granizo en estos últimos años, tiene una gran necesidad de soluciones.

Ahora recae en cada denominación el aprobar esta decisión para que el viticultor pueda instalar redes. La autorización incide en las protecciones instaladas a lo largo de los viñedos, y no por encima. No obstante, permiten un cierto trabajo de la vid (talla de hojas, tratamientos, trabajo de los suelos...), pero evidentemente tienen un coste.

¿Pascal Lamarque las instalará en el Château Paloumey? «Es posible, lo estudiaremos con el propietario del Château», nos comenta.

 

Redactado por Alain Echalier

El 12/08/2018