i

Meryl Streep : « Cuando bebo un Sancerre, ¡estoy en el paraíso ! »

La actriz más premiada de Hollywood nos cuenta, no sin una buena dosis de humor, cómo durante el rodaje de Julie & Julia, aprendió a apreciar mejor el vino. Nos bebimos sus palabras...



Aprendí muchas cosas sobre el vino durante el rodaje de Julie & Julia, de Nora Ephron. Por ejemplo, que siempre hay que traspasar con cuidado los vinos jóvenes a una botella. Un sumiller francés me explicó que era para oxigenarlo. Dejar reposar el vino cierto tiempo es una etapa muy importante.



Desde que me lo enseñaron, he invertido en diversos tipos de botellas más o menos elaboradas. ¡Lo más importante, según me dijeron, es cogerlas con el fondo bastante plano para que el vino se airee lo mejor posible! ¿Aprendí algo más en Francia? Pues sí, también hay un adagio francés que afirma que la mejor forma para conservar a su marido, es preparándole cada día buenos platos y sirviéndole un buen vino. La auténtica Julia Child, que era una chef adorada en Estados Unidos, solía repetir: «People who don’t like to eat are the most boring people» (las personas a las que no les gusta comer son las más aburridas).

Por mi parte, siempre me han gustado los epicúreos, los que saben honrar una buena mesa, pero tampoco hace falta que se transforme en una orgía alimentaria. ¡A mi parecer, la gente que come mal no valen más que los frígidos del estómago y otros anquilosados de las papilas! Lo importante es el decoro. Una loncha de foie-gras presentada en un plato de cartón siempre tendrá menos encanto que si se coloca en un plato de porcelana finamente labrada. Y lo mismo sucede con el champán. Servido en un vaso de plástico, sin duda acaba de golpe con el efecto romántico.



Para mí, lo que me hace levitar es un pollo al estragón servido con una pequeña ensalada y acompañado con una buena copa de Sancerre. ¡Cuando bebo Sancerre, estoy en el paraíso! Aunque mi hermano es mucho más entendido que yo. ¡Le basta con acercar la nariz a una copa de vino para decir hacia qué lado de la vid creció la uva! (risas). Yo soy más de los que no les gusta equivocarse. Por eso, suelo tomar los mismos vinos. Cabernets. Las personas que tienen paladar me dicen que es un vino un poco «básico», pero me da igual. Disfruto de verdad bebiéndolo.

 

 

Escrito por Frank Rousseau

El 21/12/2017