Cabernet-Sauvignon, Alsacia y Provenza: las tres debilidades de Jennifer Lawrence

La estrella más rentable de Hollywood es una sibarita que se acepta y se reafirma. En la presentación de Gorrión Rojo, Jennifer Lawrence evoca otro elemento de color rojo: el que le gusta beber entre amigos...

 

«Es un hecho, cuando te gusta la vida, te gusta la buena comida y, sobre todo, el buen vino. Y lo mío es el vino tinto. No hay nada mejor que una copa de Cabernet-Sauvignon cuando quieres contentar a tu garganta y, sobre todo, ¡subirte la moral! (risas). Ese es el poder del vino. Consigue proporcionarte felicidad y una gratificación casi inmediata. Sin embargo, no soy una persona a la que le guste arriesgarse demasiado en materia de vino. Cuando me gusta uno, normalmente soy bastante fiel. Para los tintos, es el Cabernet-Sauvignon, para los blancos, suele proceder de Alsacia o de Sudáfrica. Para los rosados, desde que llego a Cannes, ¡me encanta refrescarme con una copa de Miraval (n. d. r.: el rosado elaborado en la propiedad de la pareja Brad-Angelina)!