i

Blake Lively: «Descubrí el rosado en Francia»

Solo se habla de ella y solo se la ve a ella en las portadas de las revistas de moda y entretenimiento. Reencuentro con la próxima gran estrella de Hollywood. Una joven californiana a la que le gusta saborear las cosas buenas, sobre todo el vino. ¡Y habla de ello bastante bien!



Mi sueño sería poder trabajar con Jean-Luc Godard, un director que me encanta. Tuve la oportunidad de pasar varios meses en Francia cuando era más joven. ¡Allí, descubrí el rosado ! Estar tumbada en una hamaca con una fantástica vista sobre el Mediterráneo, las cigalas como banda sonora y una buena botella de rosado al fresco, ¡es un momento increíblemente delicioso!

En términos de vino, no soy una verdadera entendida, pero se distinguir entre un vino con persistencia y un vino peleón que te arranca la garganta. Un día, tuve la oportunidad, con un amigo francés, de ir a visitar a un bodeguero. Había que ver a este amigo. No sabía por dónde empezar. Creo que se habría comprado toda la tienda.

También había allí una mujer y puedo asegurar que no hacía falta contarle pamplinas en cuestión de vino. Antes, las mujeres bebían lo que les proponían sus maridos. Pero hoy, ya prácticamente no los necesitan. Leen revistas especializadas, se informan, y formulan las preguntas adecuadas. En las revistas femeninas, ¡incluso aparecen páginas o secciones dedicadas al vino!

Lo mismo pasa en Estados Unidos, y más concretamente en California y en la costa Este. ¡Se han creado clubes de enología! Antes, solamente reunían a las «élites», a «entendidos». Pero actualmente, ¡nos encontramos cada vez con más personas completamente ignorantes y apasionadas por el mundo del vino! Y así es mucho mejor. ¡Y es al «democratizarlo», al volverlo «accesible» a todos los bolsillos, que el vino no va a conocer la crisis! Como anécdota, hay una expresión que me hizo mucha gracia cuando estaba en France, que es la que dice: «ce vin a de la cuisse» (literalmente: «este vino tiene muslo», que significa en español «este vino tiene redondez»).  Para mí, «cuisse» significa muslo, una parte de la pierna, ¡por lo que no entendía la relación! Es como la expresión «ce vin donne du cœur au ventre» (literalmente: este vino da corazón al vientre). ¡Vaya monstruosidad fisiológica! Todavía les acepto las palabras afrutado, floral, almizclado...

 

Yo, que soy una gran amante de los perfumes, ¡me digo que el vino sin duda tiene muchos puntos en común con el universo de la mujer!

 

Redactado por Frank Rousseau

El 25/05/2018