Suspensión para el glisofato

Mientras Europa se plantea ampliar su autorización, ¿qué se puede pensar sobre su uso en los viñedos y para el vino?

 

¿Qué es el glisofato?

Es el herbicida actualmente más vendido en el mundo para todos los tipos de cultivos y, por ende, para la vid. Inventada por el gigante americano Monsanto (en proceso de fusión con la alemana Bayer), la firma comercializa esta molécula bajo la marca ROUNDUP. Sin embargo, desde el año 2000, momento en que su patente se hizo pública, también es comercializada por otras empresas.

Se trata de un herbicida que no es selectivo, pues mata todas las plantas cuando entra en contacto con sus hojas. Y si bien Monsento vende sus semillas de plantas genéticamente modificadas resistentes al ROUNDUP (denominadas «ROUNDUPReady»), no es el caso de la vid.

 

El glisofato y la vid

Como todos los vegetales, la vid lucha con las malas hierbas para poder acceder al agua y a los nutrientes del suelo. Sin intervención humana, los rendimientos son mucho más débiles. Antiguamente se araba entre las filas de vides para retirar estas malas hierbas. Sin embargo, tras la aparición del ROUNDUP en 1974, un tractor pasaba pulverizando el producto al final del invierno, un efecto que en la época se calificaba de «mágico». De esta forma, se acaba inmediatamente con los brotes jóvenes cuando todavía las hojas de la vid, más tardía, ni siquiera han aparecido. El resultado es que los suelos permanecen vírgenes (el glisofato puede ser persistente hasta un periodo de 6 meses). Sin embargo, también implica un inconveniente conocido y mayor: la vida de la vid se acorta. Y otro problema es que algunas plantas desarrollan una resistencia al glisofato.

 

El glisofato y el vino

Como cualquier sustancia activa utilizada en la agricultura, el glisofato está sometido a un Límite Máximo de Residuos (LMR), medible en el zumo de uva tras el prensado. Además, está sometido a un plazo antes de la cosecha, por el cual no debe pulverizarse a menos de 28 días antes de la vendimia.

Sin embargo, como los demás productos ofitosanitarios (fungicidas, pesticidas, etc.), en Europa no existe un LMR del glisofato para el vino. Y aunque la fermentación, la transformación del zumo en vino y la incorporación de insumos durante la vinificación tienden más bien a reducir la concentración de productos fitosanitarios, la ausencia de un LMR y, por tanto, de medidas, abre las puertas a todas las especulaciones. En efecto, encontramos muy pocos estudios sobre la presencia de productos fitosanitarios en el vino. RVF (diciembre de 2009), Que Choisir (octubre de 2013), Moms accross America (invierno de 2015/2016)... Todos señalan la presencia de productos fitosanitarios, entre ellos el glisofato, en los vinos franceses y californianos. Las cantidades son mínimas, pero no obstante se indican porque los umbrales de detección son cada vez más bajos.

 

El glisofato y la salud

Causando todo un revuelo, el 20 de marzo de 2015 la OMS, a través de su agencia Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer (CIIC), clasificó el glisofato como un «cancerígeno probable para el hombre». Sin embargo, este nivel es responsabilidad de las administraciones. Y el 15 de marzo de 2017, la Agencia Europea de Sustancias y Preparados Químicos (Echa), lo consideró no cancerígeno. ¿A quién debemos creer? ¿Debemos señalar al glisofato como el culpable del aumento de la leucemia en los agricultores? ¿De la multiplicación de las intolerancias al gluten?

Especialmente desde que el contexto presenta un aumento de los productos químicos en el campo, en todos los cultivos. El objetivo francés de reducir a la mitad en diez años los productos fitosanitarios, acordado durante la Grenelle del medio ambiente 2008 no va a alcanzarse. Y es que su utilización... ¡ha aumentado!

 

¿Y los productos biológicos?

A pesar de que los escasos estudios muestran que, con frecuencia, los vinos biológicos (logotipo AB) y biodinámicos (logotipo Demeter o Biodyvin) presentan un poco de glisofato, las dosis son mucho más ínfimas. Totalmente prohibido en este tipo de agricultura, su presencia se explica por una contaminación procedente de las parcelas vecinas (pulverización en un día de viento, etc.).

La agricultura sostenible, ya sea o no de «Alto Valor Medioambiental» (logotipo HVE en francés), no prohíbe el glisofato. Y como su uso está puramente basado en la buena fe del viticultor, simplemente se espera que este no lo utilice demasiado.

 

¿Cultivar la vid sin glisofato?

«No es realista», denuncian los viticultores convencionales. O habría que volver al arado en tractor, lo que produce gases de efecto invernadero, indican los portavoces de la FNSEA (los mismos que justificaban hace unos años las agroempresas para luchar contra el hambre en el mundo).

No obstante, existen otras técnicas basadas en una cubierta vegetal. Permanente o sembrada cada año, esta cubierta compuesta de diversas plantas (centeno, trébol, leguminosas...) y adaptada a cada terroir, puede ser muy útil. En primer lugar, evita el empobrecimiento de los suelos. Pues, aunque los herbicidas terminan por acabar con la microfauna de los suelos, lo mismo sucede con el arado intensivo. Sin embargo, las cochinillas, nemátodos, lombrices, ácaros... contribuyen a airear los suelos, permitiendo que penetre el agua, crezcan las raíces y la vid tenga acceso a sus nutrientes. Además, unos suelos «vivos» aportan un abono nitrogenado natural a la vid. Por último, la biodiversidad es una protección contra los patógenos (pestes, enfermedades...). Por ellos, estas técnicas no están obligadas a ser estrictamente biológicas, pues no recurrir a NINGÚN producto fitosanitario durante un mínimo de tres años es muy exigente. Sin embargo, son complicadas de implantar y exigen mucho trabajo. Sin duda, la profesión de viticultor es apasionante.

 

 

Escrito por Alain Echalier

El 10/11/2017

 

 

 

comments powered by Disqus

Descubra nuestros otros articulos :

El viñedo californiano se salva de lo peor

Artemis adquiere el Clos de Tart

El champán toma acento inglés

Bordeaux 2016: Calidad y precios en auge

Condrieu se queda huérfano: Georges Vernay se ha marchado

Plantación de vides en la isla de Arz, en el golfo de Morbihan

¿Están en peligro las D.O.C. francesas?

Vinos en ánforas

¿Figeac va a desaparecer?

Descárguese la aplicación Gilbert & Gaillard en su telefono móvil

» En Iphone : http://urlz.fr/21mA
» En Android : http://urlz.fr/21mF

logo faceook logo twitter logo pinterest logo linkedin logo youtube

Nuestras revistas

couverture du magazine du vin G&G

Las guías de los vinos

Las guías de los vinos
application iphone vin Gilbert & Gaillard

Descárguese la aplicación Gilbert & Gaillard en su telefono móvil

» En Iphone
» En Android

Top 100 de vinos españoles

Los 100 mejores vinos españoles catados en un año.