Inicio >> Comida y el vino >> Raviolis de verduras y Pouilly-Fuissé

Raviolis de verduras y Pouilly-Fuissé

 

Para la pasta de raviolis

500 g de harina de trigo

1/2 cucharadita de sal

5 huevos

2 cucharas soperas de agua fresca

 

Para la base de verduras

100 g de habas

100 g de guisantes

1 zanahoria

1 calabacín

200 g de feta

4 yemas de huevo

aceite de avellana

salsa de soja japonesa

 

Elaboración de la pasta:

 

Mezcle la harina y la sal en un recipiente.

Cree un agujero en el centro y rompa en él los huevos.

Trabaje la masa amasando ligeramente.

Añada agua en caso necesario. La masa deberá quedar ligera y firme.

Deje reposar al aire libre durante 30 minutos.

Divida la masa en dos. En la encimera enharinada, rebaje los dos trozos de masa con un rodillo en 2 mm (o utilice una máquina de raviolis, que facilita la elaboración de una masa muy fina y uniforme).

Reparta el relleno de su elección en pequeños montones en la primera capa.  Si lo desea, puede dividir la masa en tiras para que le sea más fácil.

Humedezca ligeramente los espacios vacíos y, a continuación, coloque la segunda base por encima y presione ligeramente entre los montones de relleno (con ayuda de una espátula de madera, por ejemplo), para fijar la masa.

Corte los raviolis con ayuda de un rodillo de cocina.

Cueza los raviolis en abundante agua hirviendo con sal entre 5 y 8 minutos.

Escúrralos y sirva con un chorrito de aceite de oliva, salsa o queso rallado.

 

Elaboración de la base:

 

Desgrane y blanquee (pasándolos un minuto en agua hirviendo con sal) los guisantes y las habas.

Pase el calabacín y la zanahoria en la mandolina y luego corte las láminas en palitos.

Para la elaboración de la base: aplaste el feta, la pimienta y la mitad de la cantidad de las yemas de huevo en un recipiente.


Separe las yemas restantes en un bol y unte con ellas los raviolis con ayuda de un pincel.
Coloque el relleno en el centro del ravioli (habas, zanahoria, calabacín, y tres guisantes aproximadamente).
Unte con la yema de huevo el ravioli que va a cubrir el primero.


Cierre el ravioli en forma de triángulo. Extraiga el aire. Moje las esquinas con el pincel humedecido en agua.
Unte de aceite el fondo del recipiente para que el ravioli no se pegue y deje cocinar en 5 minutos.


Coloque dos raviolis en el centro y decore con guisantes y habas bañadas en salsa de soja y aceite de avellanas.

 

Ideal con un vino blanco seco tipo Pouilly-Fuissé. Nuestra elección: Bodegas Denuziller, Le Clos 2012. 

Nariz generosa que mezcla aromas afrutados, minerales y lácticos. Ataque redondo, boca concentrada, viril, carnosa, que envuelve un hermoso frescor. Final especiado y persistente. Ya agradable, un vino muy prometedor.

Nuestras revistas

couverture du magazine du vin G&G
logo faceook logo twitter logo pinterest logo linkedin logo youtube